La escuela para padres de familia es una herramienta que ayuda a fortalecer la relación entre padres de familia, docentes y la institución educativa. Este es un espacio de aprendizaje que promueve el intercambio de ideas, experiencias y la interacción de todos los participantes, para buscar solución a problemas que se llegan a enfrentar en casa con sus hijos e hijas y a su vez darle continuidad en la escuela a través de charlas, talleres, seminarios, coaching. 

¿Qué beneficios ofrece la escuela para padres?

Probablemente hay veces en las que pensamos que nosotros somos los únicos que estamos pasando por un problema y no sabemos cómo solucionarlo. La escuela para padres nos permite aprender de los demás, lo más seguro es que muchas otras familias estén pasando o han pasado por situaciones similares. Este también es un espacio de crecimiento familiar, es una puerta abierta para crear solidaridad entre las familias y la institución.

Los temas que se abordan en la escuela para padres, en la mayoría de los casos están dadas por las instituciones; y el margen de temas es limitado. Por esto, es importante hacer un sondeo para ver los temas que son necesarios abordar en la escuela para padres y adecuar los talleres a las inquietudes y necesidades de los participantes, sin embargo, es indispensable abordar los temas establecidos por la escuela. 

Aquí te dejamos una lista de los diversos tipos de temas que puedes abordar.

  1. Reglamentos. Es fundamental que tanto padres de familia como los estudiantes conozcan el reglamento de la institución educativa a la que pertenecen. 
  2. Los temas que abordamos en la escuela para padres no deben ser siempre problemáticas graves, también podemos abordar cosas cotidianas, pequeños conflictos con los que lidian día a día. Por ejemplo: Alimentación y actividad física, manejo de berrinches, hábitos saludables, horas de sueño, prevención de la obesidad, resolución de conflictos, redes sociales, normas y castigos, límites y autoridad, autoestima y comunicación asertiva.
  3. Problemáticas graves. Prevención de las adicciones, fracaso escolar, prevención de abuso sexual, trastornos de la conducta alimentaria, factores familiares de riesgo y de protección para el consumo de drogas en adolescentes, embarazo adolescente, maltrato infantil, violencia familiar y doméstica, trabajo infantil.

 

La educación es una responsabilidad compartida por los estudiantes, padres y madres de familia, docentes y la institución educativa. La escuela para padres fomenta, promueve y desarrolla el compromiso de madres y padres en la educación formal de sus hijos, trabajar en conjunto con ellos facilitará el aprendizaje y ayudará al éxito de los estudiantes.

Como docentes debemos acercar nuestros conocimientos a cualquier persona que pueda necesitarlos. Como padres de familia, la mejor inversión que podemos hacer en la educación de nuestros hijos es pasar tiempo con ellos.

Share This