Hacer del aula un espacio en donde tú como docente, así como tus estudiantes se sientan cómodos, es probablemente la parte más importante para que el aprendizaje germine. Vaya tarea ¿no? 

Seguramente te habrás enfrentado a un grupo de estudiantes tímidos, introvertidos o incluso apáticos. Si respondiste que sí ¡este blog es para ti!

Romper el hielo con los estudiantes y generar un ambiente en el que la participación y el respeto prevalezcan no es nada sencillo. Estudiantes y docentes pasan gran parte del día en un salón de clases, por lo que elaborar icebreakers para ayudar a formar vínculos dentro del grupo, es de gran apoyo.

Pero ¿qué es un icebreaker?

Significa literalmente rompehielos. Son actividades cortas diseñadas para que las personas se integren, logren conocerse y como su nombre lo dice, rompan el hielo. Estas pueden ser tan sencillas como formar una línea de acuerdo con el día de su cumpleaños o la primera letra de su nombre hasta actividades más elaboradas como las que te presentamos a continuación. 

1.- Isla desierta.

Pídele a cada uno de los estudiantes que realicen un dibujo de su isla desierta, pídeles que a su vez dibujen 5 cosas que llevarían con ellos y a 3 personas que llevarían con ellos. Posteriormente forma triadas y dales 3 minutos para que entre ellos compartan por qué eligieron esas cosas y a esas personas, después pídeles que formen triadas completamente distintas y que vuelvan a compartir en 3 min. Para finalizar pídele a algunos integrantes de las triadas que compartan lo que aprendieron de sus compañeros.

2.- Show and Tell.

Los estudiantes deberán traer algo a clase que quieran compartir y hablar de 5 a 10 minutos sobre ello delante toda la clase. Puede ser su mascota, un hobby, algo que represente el lugar de donde es su familia, etc. Esto apoyará al estudiantado a mejorar su manera de expresarse, controlar el pánico escénico y conocer algo más de sus compañeros. 

3.- Mis pilares

Cada participante elaborará una lista de las cosas que son realmente importantes para ellos, después los agrupará y les pondrán nombres que representen a cada grupo, después les pedirás que se pongan de pie y comiencen a caminar por todo el lugar, cuando digas alto, compartirán con la persona que se encuentre más cerca.

  1. No hagas lo que no quieres que te hagan.

Cada participante escribirá en un trozo de papel un reto para alguno de sus compañeros, en el papel deberá decir de quién y para quién es (sino se cancela el reto), reúne todos lo retos y antes de comenzar a leerlos les dices el nombre de la actividad. Y la persona que puso el reto es la que lo hará. Además de ser una actividad divertida, crea conciencia de que lo más importante es el respeto y efectivamente no deben hacer lo que no quieren que les hagan. Recuerda poner reglas en los retos de lo que es permitido y lo que no.

Probablemente algunos estudiantes ya se conocen, pero integrar a los que están un poco más apartados es muy importante. Además, a través de estas actividades llegarás a conocer mejor a tus estudiantes, podrás obtener información relevante, que sea de utilidad durante el ciclo escolar.

Cuéntanos en los comentarios cuál actividad fue tu favorita y cómo fue la experiencia al momento de implementarlas en clase.

Si te interesa saber más sobre los servicios de Campus Móvil para las escuelas, dale click a la liga que aparece en la descripción.

Share This