Los días en los que salíamos a jugar a la calle con nuestros amigos, cuando todos andábamos en bici después de terminar la tarea. Cuando nuestro mejor amigo o amiga iba a buscarnos para que saliéramos y le preguntaba a nuestros padres sí (María, Beto, Vanessa, Aaron, Mónica o como sea que nos llamemos) podía salir a jugar… esos días se han ido, porque los tiempos han cambiado. 

Vivimos en una era en la que la tecnología es parte de nuestra vida cotidiana, todos los días utilizamos el ordenador, la tableta o los celulares inteligentes. Los niños de hoy en día tienen acceso a la tecnología desde que nacen, incluso aprenden a manipular estos dispositivos con mucha más facilidad que los adultos, a esto se le denomina “nativos digitales”.

En la mayoría de los casos, son los adultos lo que promovemos el uso de dispositivos digitales en los niños, muchas veces para que “se calmen” o dejen de estar dando “lata”. Robotina se convirtió en una pantalla llena de colores, formas y sonidos. Sin embargo, el impacto que esto tiene sobre los niños (y adultos) es grave. 

Alteraciones del sueño:  El uso de la tecnología en las habitaciones de los niños, no siempre es supervisado por los padres, ¿te suena familiar el que no puedan conciliar el sueño, y prendan el ipad o la televisión? Exacto, esto genera problemas para dormir. La falta de sueño afectará gravemente su rendimiento no solo académico, sino, en todas sus actividades. 

Falta de atención: El uso excesivo de la tecnología puede contribuir al déficit de atención, disminuir la memoria y la concentración de los niños, debido a la gran velocidad de sus contenidos. 

Radiación:  Marie Curie se reiría de nosotros, pero de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) los celulares son un riesgo debido a la emisión de la radiación y los niños son más sensibles a estos agentes. La exposición a estos dispositivos hace que exista la posibilidad de contraer enfermedades como cáncer. 

Obesidad infantil: Somos el país número uno en obesidad infantil y el sedentarismo que implica el uso de las tecnologías es un problema que se presenta cada vez con más frecuencia en los niños. La obesidad lleva a problemas más graves como la diabetes, vasculares y cardíacos. 

Podríamos hacer un congreso de días acerca de este tema tan necesario y relevante, estas son unas de las mil razones por las que debemos reducir, limitar y supervisar el uso de la tecnología en los niños. 

Déjanos tu opinión en los comentarios. Si te interesa conocer más acerca de los servicios que Campus Móvil tiene par tu colegio, da click en el botón y agenda un demo con nosotros.

Share This