Lo mejor que nos puede pasar en la vida es tener una infancia feliz. El día del niño se acerca y estamos seguros de que tú puedes hacer de ese día un momento mágico para los más pequeños. Hoy te compartimos algunas historias de los mejores Días de Niño que recordamos. 

Veníamos de regreso de Veracruz mis papás y yo (en ese entonces era hija única), justo el Día del Niño. En el camino, mis papás decidieron pasar a Costa Esmeralda, recuerdo que estaba emocionada de ver ¡tantos paisajes! cerros y palmeras altas, a lo lejos se alcanzaba a ver la playa, el color azul intenso del mar con unas grandes olas. En ese momento sólo tenía ganas de bajarme del coche y correr hacia allá, para sentir la arena en los pies y poder llegar a la orilla de la playa para ver de cerca esas olas y buscar caracoles y conchitas.

En Costa Esmeralda me sentía como en una gran fiesta, música por todos lados, había gente de diferentes lugares, bailando y comiendo. Era muy divertido estar ahí, sólo jugaba y bailaba, porque sí, desde que tengo memoria me gusta bailar, es algo que me alegra el corazón.

Más tarde mis papás me llevaron a comer en una palapa bien bonita, en donde había ¡una alberca! yo sentía que la alberca era tan grande como la playa, aunque en realidad era para niños ja, ja, me pusieron mi traje de baño y no esperé ni un minuto para meterme, estaba muy feliz por que la alberca era para mi solita, podía jugar y nadar de extremo a extremo, después comimos muy rico, fue sin duda uno de los mejores días, nuestros padres siempre harán todo por vernos felices.

Sheila Neri, Diseñadora UI/UX


El Día del Niño más memorable para mí fue aquel donde me llevaron a la Ciudad de los Niños por parte de la escuela primaria. Recuerdo la sensación de alegría y adrenalina de levantarme temprano para llegar al camión a tiempo, ya que sabía que aquella excursión iba a ser inolvidable y que ningún minuto podía ser gastado en vano.

Al entrar fue la emoción más grande de todas, no me podía contener al observar tantos lugares coloridos, tantos establecimientos, tantas posibilidades para finalmente ser libre. 

Lo primero que hice fue ir a la barbería con el objetivo de añadirme una barba para estar listo en mi búsqueda de empleo en aquella metrópoli llena de oportunidades y aventuras. 

Fui a la fábrica de dulces para añadir creatividad en aquellas golosinas picantes y de múltiples colores. Después de eso, me dispuse a ir a la panadería para hacer realidad esos panecillos que tanto me gustaban rellenos de mermelada de fresa y cubiertos con chocolate. Finalmente, fui a la estación de bomberos para recibir un entrenamiento sobre cómo salvar a otros niños en caso de un incendio, me vestí con todo el equipo decidido a ser el rescatista más valiente de la ciudad, y por último fuimos llevados por un recorrido en el camión de bomberos para ser los vigilantes que aquella urbe merecía. 

Sin duda, fue uno de los mejores días de mi vida. Se supone que el tiempo pasa más rápido cuando te divierte, pero es como si ese tiempo se hubiera quedado impregnado en mi memoria ya que aún puedo recordar el olor a chocolate cuando di mi primer pisada en esa ciudad.

Rodrigo Rivera, Consultor en RPA 


Recuerdo mi primer Día del Niño en la primaria. Estaba permitido ir de “ropa de calle” y eso ya lo hacía maravilloso. Todo el camino de casa a la escuela iba emocionada y con muchas ganas de ver lo que iba a pasar. 

Antes de bajarme del carro, al llegar al colegio, vi la puerta de mi escuela y estaba toda forrada ¡parecía un túnel! Mi asombro fue tal, que casi se me salen los ojos, ja, ja. Me despedí de mamá y entre corriendo a encontrarme con mis amigas. 

Al entrar vi el patio más grande del mundo, lleno con todos los juegos que a esa edad pude haber imaginado, desde un toro mecánico, hasta pesca de patitos de hule, también había un inflable tan grande que apenas podía ver la cima, pero lo mejor eran las donitas de azúcar con canela GRATIS. ¿Pueden imaginar cuántas devoré? ¡Me encantan!

Recuerdo ese día (casi 20 años después) y no puedo evitar sentir la alegría y magia de ese momento. Si tienes un pequeño estos días en casa, haz que su día sea mágico, que se divierta, que cante, corra, baile o lea, algo que lo haga inmensamente feliz. Todos necesitamos salir de esta rutina, te aseguro que el 30 de abril de 2020, encerrados en casa a mitad de la cuarentena, puede ser tan mágico como tú te permitas ser niño o niña con tus pequeños.
Aurea Arroyo, Academic and Program Development  


El 30 de abril es uno de los días más esperados por todas las niñas y los niños mexicanos (obviamente después de Navidad y tu cumpleaños). Recuerdo que cada año esperaba con ansias el mes después de mi cumpleaños para saber que juguete elegiría como regalo de entre tantos que se anunciaban por televisión en los comerciales de las caricaturas del 5. Cuando se estrenó la película más increíble de todos los tiempos: Mulán; obviamente una muñeca suya estaba en el número uno de mi lista. El mejor, mejor DÍA fue cuando después de que mi mamá armó un chapoteadero en el patio de mi casa y comí deliciosa comida chatarra que ella preparó, mi papá me llevó a escoger mi regalo al lugar donde trabajaba. Fui directo a las Barbies, pero no elegí a cualquiera, sino a la última muñeca de Fa Mulán que quedaba en el estante. Fue lo mejor que me pasó en toda mi vida. Rápidamente después de pagar la saqué de su empaque con mucho cuidado, la abracé y comenzamos a jugar. Era una muñeca que podía darse machincuepas, hacer splits, luchar, correr, cruzar la pierna, salvar China de la invasión del ejército de los Hunos, era simplemente increíble. Ese día no se acabó hasta que juntas cruzamos toda China y llegamos a mi cuarto para aventarnos a la cama e irnos a dormir ¡sin bañarnos!

No importa si en estos momentos no recibes una muñeca tan increíble, puedes pasarla igual de bien desde casa con los juguetes que ya tienes, con los juegos que organicen para ti o quizá con alguna actividad que no te imaginaste podías hacer en esta cuarentena, como ¡romper una piñata!  ¡FELÍZ MEJOR DÍA DE LA NIÑEZ!

Denisse Vélez, Responsable de investigación sobre igualdad y desarrollo sustentable

Compártenos en los comentarios cuál fue tu mejor día del niño, estaremos ¡encantados de leerte! 

Para conocer más acerca de las Herramientas Tecnológicas y el Sistema de Control Escolar de Campus Móvil, da click en el botón y ¡contáctanos!

 

Share This