Por Rodrigo Rivera – Consultor en Automatización y Transformación Digital. 

En las últimas tres décadas, la tecnología ha llevado al mundo a experimentar cambios sin precedentes, como los son: nuevas oportunidades de trabajo, innovadores negocios, interacción en redes sociales, educación a distancia, entretenimiento digital, entre otros.

Incluso se estima que más de la mitad de los niños que entran en la primaria este año terminarán trabajando en carreras que ni siquiera han sido inventadas. ¿Qué se puede esperar para un futuro con este ritmo de innovaciones? ¿Cómo utilizar la tecnología a nuestro beneficio? y aún más importante ¿Cómo ayudar a las próximas generaciones a tener mejores oportunidades?

Antes que nada, hay que aclarar que la tecnología es nuestra aliada. Existen múltiples estudios donde se muestra que la tecnología ha impulsado a la innovación, productividad, calidad de productos y servicios dentro los sectores económicos, y la tendencia es que continuará haciéndolo.

Ahora, más que nunca, es el momento de utilizar todas las herramientas posibles para adaptarnos, impulsar e invertir en nuestras capacidades cognitivas y en las de las próximas generaciones. La adaptación de nuevas estrategias, herramientas y métodos nos ofrece mejores oportunidades en un mundo cada vez más digital, veloz y cambiante.

El uso de tecnologías a gran escala ha adquirido una importancia sin precedentes debido al desarrollo de inteligencia artificial, Big Data, Mobile Robotics y muchas otras. Nuevos algoritmos en combinación con la capacidad de las computadoras han hecho posible realizar tareas que hasta ahora solo humanos podían realizar.

El mayor motivo por lo que el trabajo humano sigue siendo fundamental recae en la habilidad para adoptar y adquirir nuevas habilidades por medio de la educación. Esto no significa que sea simple o que no existan desafíos, sin embargo, nuestra mejor inversión es promover la innovación y conocimiento que son pieza clave en la formación de futuras generaciones.

Finalmente, la incorporación de tecnología es prioridad de la región y del país por dos motivos: Primero, por su relevancia en el contexto nacional, México lleva décadas en búsqueda de su desarrollo económico. Algunos postulados centrales de las teorías del desarrollo plantean que el económico depende, en buena medida, del fortalecimiento del conocimiento y del capital humano como insumo básico del desarrollo.

Segundo, los científicos, académicos nacionales y desarrolladores son una pieza clave en la formación de futuras generaciones y en la innovación tecnológica. Sin duda ahora es el momento de impulsarlos, si se deja pasar esta oportunidad y no se aprovecha la tecnología a nuestro favor, México y nuestros jóvenes quedarán cada vez más rezagados.

Para conocer más o adquirir las Herramientas Tecnológicas y el Sistema de Control Escolar de Campus Móvil, da click en el botón y ¡contáctanos!

Share This