Por: Denia Cárdenas – Maestra de Yoga certificada por Rainbow Kids Yoga 

Futbol, gimnasia, karate, baile, natación… hoy en día existen muchas opciones disponibles basadas en el movimiento y en el aspecto físico de los niños. ¿Qué hace al yoga diferente? ¿Cuáles son los beneficios de que los niños practiquen yoga en la escuela? 

El yoga es una ciencia antigua que ayuda a crear salud, bienestar y equilibrio para desarrollar autoconsciencia, fuerza y flexibilidad para la mente y el cuerpo; es una práctica igualitaria que otorga sus beneficios a todo el que lo practica sin importar su edad, su condición física, su género o sus creencias…¡EL YOGA ES PARA TODOS! 

Las posturas de yoga las practican personas de todas las edades y los beneficios incluyen alivio en el estrés, y el dolor, mejoran la circulación y la digestión, mejoran la postura y la alineación del cuerpo, incrementan la concentración, así como la respiración más profunda y relajada y lo más importante, un sentido de bienestar y paz interna.

El Yoga para niños es una manera divertida en donde los pequeños desarrollan una variedad importante de habilidades en un ambiente enriquecedor y no competitivo. Desde una temprana edad, los niños comienzan a experimentar presión para desarrollarse académica y socialmente. Agreguen a esto la presión de los deportes organizados competitivos lo cual genera en los niños frustraciones y en muchas ocasiones una excesiva autocrítica y autoexigencia con lo cual pierden confianza en sí mismos. Durante el periodo de la niñez, el yoga puede ser un gran remedio para la tensión asociada con sus actividades diarias, así como un importante facilitador de un saludable desarrollo físico, emocional y cognitivo.

Durante una clase de yoga para niños, hay una completa ausencia de juicios y competencia; hacer una postura “perfectamente” o mejor que otro, nunca será una meta de la práctica del yoga. Esta consideración crea un ambiente estimulante, que permite a los niños de cualquier edad relajarse y divertirse mientras desarrollan fuerza, coordinación, flexibilidad y equilibrio, así como un aumento en la consciencia de su cuerpo, sus emociones, su concentración y su autoestima. Hay una creciente evidencia que apoya los beneficios de la práctica de yoga para niños: Un estudio publicado por la Universidad de California (2003) encontró que los niños que tenían una práctica regular de yoga mostraron un aumento significativo en su autoestima, así como en su condición física y en su desempeño académico.

Como maestra de Yoga para niños, en cada clase me esfuerzo en mantener un equilibrio entre la espontaneidad y la estructura, de tal manera que los niños que participan en mis clases aprendan a escucharse mientras se vuelven capaces de expresarse creativamente. La incorporación de cuentos, canciones, juegos y posturas crea un ambiente multisensorial, donde los niños se desarrollan a través de un aprendizaje kinestésico, visual y auditivo. 

Aliento a los niños a respetar y poner atención en sus cuerpos, asegurándome de que en cada postura se sientan bien al igual que al entrar y salir de ellas. Esto se vuelve una importante habilidad cuando los niños crecen y su cuerpo también. Tener la habilidad de escuchar cuidadosamente a su cuerpo y su corazón no es solo un método de evitar lesiones, sino una filosofía de vida.

Namasté

Denia Cárdenas

Si tienes una dudas o algun comentario, cuéntanos en la sección de comentarios y con gusto te responderemos. Si estás interesado en conocer o adquirir alguna de nuestras herramientas tecnológicas o software de control escolar, da clic en el botón y contáctanos. 

Share This