Por: David Flores Nieves – Jefe de departamento, CONAVI.

Uno de los temas que ha causado más revuelo en cuanto a temas de ciencia y tecnología, es el recorte a los proyectos de investigación y de divulgación. El impulso a la divulgación a la ciencia en niños y jóvenes muchas veces parece no importarles a los gobiernos en México, pero esto no es del todo cierto. En México existen diversas organizaciones público-privadas que se dedican a fomentar el desarrollo científico en niños y jóvenes, desde nivel preescolar, hasta los niveles de educación superior.

Todos aquellos que hemos intentado o publicado un artículo científico en alguna revista de renombre, sabemos lo complicado que es, esta situación para un niño o adolescente sería impensable y casi imposible. Pero gracias a instituciones como la Red Nacional de Ciencia y Tecnología, Ciencia Joven y Milset Internacional, entre muchas otras, ¡es posible! Estas organizaciones tienen el compromiso y la intención de fomentar la divulgación y participación de los niños, jóvenes y adultos en ferias científicas en México y el resto del mundo, generando motivación dentro de la juventud mexicana.

La posibilidad de representar a México a nivel internacional y la experiencia de conocer a niños y jóvenes de tu misma edad, compartir tus ideas a cientos o miles de personas, dan fe de la gran intención de estas instituciones para fomentar el desarrollo científico en la sociedad no solo de México, sino en todo el mundo.

Como experiencia personal, haber sido participe de estas ferias en mi adolescencia fue algo que me marcó y marcará el resto de mi vida. No solo por el valor de apreciar el trabajo de los científicos y divulgadores de ciencia, sino por ser consciente de que todos tenemos la posibilidad de poder desarrollar una idea y expresarla al mundo. Asimismo, tener la experiencia de poder representar no solo a tu escuela a nivel regional o nacional, sino poder compartir tus ideas con el mundo.

La experiencia de poder viajar y expresar tus ideas es algo increíble y para niños y adolescentes deseos de hacerse escuchar, es una oportunidad para poder experimentar no solo en el ámbito científico sino permitirse desenvolver como un futuro científico. Estas ferias brindan la posibilidad de acercarte al trabajo que implica desarrollar y fundamentar una idea a partir del método científico, trabajo que un profesional de las ciencias realiza día a día.

En México, la organización y el desarrollo de estas ferias permite que la convivencia entre niños y jóvenes se de en todos los estratos sociales. Estas organizaciones intrínsecamente tienen la intención de reducir la brecha de desigualdad en el acceso a conocimientos, en donde el apoyo del gobierno es fundamental y quienes han brindado su apoyo e interés por fomentar estas actividades dentro de la juventud mexicana. Si bien, estos esfuerzos no son tan grandes como muchos quisiéramos, estas organizaciones hacen un gran trabajo para que el conocimiento y el recreo científico llegue a la mayor cantidad de personas posibles.

Así que, si eres una institución, un padre de familia o un estudiante curioso que decidió leer esta pequeña nota, y te gustaría encauzar a las nuevas generaciones hacia la ciencia y tecnología, no dejes pasar la oportunidad de participar en alguna de las ferias científicas que se realizan en el país. A la larga los beneficios personales son muchos, pero el vínculo que se crea a partir de ellos es mucho mayor. Ya que las partes involucradas van desde una institución educativa, pasando por los profesores, padres de familia y alumnos, donde estos últimos son el eslabón que permitirá generar un cambio en el futuro cercano.

Para conocer más acerca de nuestras Herramientas Tecnológicas y Sistema de Control Escolar da clic en el botón y ¡contáctanos!

Share This