El bullying es una realidad que sufren niños, niñas, adolescentes y jóvenes en todo el mundo.  Afecta su bienestar, su desarrollo y el ejercicio de sus derechos y responsabilidades.  

El bullying es una forma de violencia, discriminación y negación de los derechos. Nunca debe ser aceptado, minimizado o invisibilizado. 

Tú podrías ser un “defensor”, una persona que interviene de manera positiva cuando ve que una persona está siendo acosada. Las víctimas que tienen una persona apoyándolas a su lado bajan los niveles de ansiedad y depresión. 

Toma en cuenta los siguientes 5 consejos para saber que no se debe decir a una persona que está siendo intimidada a diario, y lo que puedes decir en su lugar.:

1. ‘’Defiéndete por sí mismo’’

Esta pequeña frase se puede traducir a: “Eres débil y estás demasiado asustado para dar un paso al frente y luchar con este problema por tu cuenta”. Los niveles normales de autoestima se pierden cuando una persona enfrenta acoso. Por eso, decirle a una persona acosada, sin importar su edad o género, simplemente “solo defiéndete” no ayuda en absoluto. De hecho, es probable que se sientan peor.

Será mejor decir: “Me tienes aquí para apoyarte’’  
La sensación de sentirse completamente solo llega a ser la parte más devastadora de una persona acosada. Tener un amigo o un familiar cariñoso presente será lo más reconfortante para la víctima. 

2. “No seas tan sensible”. 

Que otro ser humano abuse de ti, ya sea física y/o mentalmente, no tiene nada que ver con tomar las cosas a mal con facilidad, y no debemos asumir automáticamente que una persona que informa haber sido intimidada es un alma delicada y demasiado sensible.

Esta forma de pensar pone toda la carga sobre la víctima, dejando al opresor sin culpa alguna. Además, hace que la persona que está siendo acosada constantemente sienta que es ella la que necesita hacer un cambio.

Será mejor decir: “Creo que eres increíble”
Dale importancia al hecho de que está herido, pero no dejes que empiece a creer en las palabras que dice el acosador. Ayúdale a recordar todas las razones por las que generalmente es increíble.

3. “Pelea”

Ser acosado no siempre es algo que se pueda hacer frente con fuerza, llegar a los golpes podría hacer que todo se salga de control. En la mayoría de los casos, la persona que está siendo acosada está en manos de todo un grupo, no solo de un individuo, y no será fácil afrontarlo solo. Además, haríamos un bien a nuestra sociedad si dejamos de propagar la idea de que la agresión es la respuesta. 

Será mejor decir:”¿Cómo podemos lidiar con esto juntos?”

Puede ser difícil ver el panorama general cuando recientemente han acosado o han atacado físicamente a alguien. Párate a su lado y sé un apoyo sólido. A partir de ahí, pueden analizar cuáles son las opciones para lidiar con la situación. 

4. “Ignóralo’’

Cualquier experto te dirá que esta estrategia no es útil. Al mantener la boca cerrada, le envía un mensaje al victimario de que ha ganado, de que ha logrado silenciarlo. Entonces se refuerza el desequilibrio de poder y no se resuelve nada. Cualquiera que haya sido acosado, ya sea en la escuela o en el lugar de trabajo, revelará que el simple hecho de ignorar la situación acelera aún más al intimidador, porque la falta de palabras significa que su comportamiento es aceptable.

 Este consejo también es dañino porque es una instrucción informal para reprimir las emociones. Mantener los sentimientos negativos en secreto tiene efectos sobre la salud a largo plazo, puede causar enfermedades cardíacas y provocar depresión clínica y trastornos de ansiedad. 

Será mejor decir:”Hablemos de lo que sientes”
En lugar de alentar a reprimir el dolor, mejor escucha todo lo que tenga que decir, esto servirá como una gran salida para que expresen sus pensamientos de una manera saludable.

5. ‘’Simplemente evítalos’’

Al proponer que eviten a los torturadores, estamos fomentando la ausencia escolar y deteriorando la calidad de su educación. En cambio, deberías trabajar con ellos para cambiar el entorno del aula.

Eludir es otra forma de tolerar el comportamiento de los acosadores; responden a él de la misma manera que responden al silencio, hinchándose y burlándose aún más de los demás. 

Será mejor decir: “No mereces ser tratado así”
Le das poder a la persona para que juegue un papel activo en el acoso cuando le dices que no tiene que aguantarlo. Suena extraño, pero es posible que no se den cuenta de que pueden detenerlo; a veces toma años darse cuenta de que las acciones de los victimarios no están, en ningún caso, justificadas.

¿Has enfrentado casos de bullying con tus alumnos? ¿Cómo lo resolviste? Cuéntanos en la sección de comentarios. 

Para conocer más acerca de las Herramientas Tecnológicas y el Sistema de Control Escolar de Campus Móvil, da click en el botón y ¡contáctanos!

Share This