Por: Natalia Cadena – Manager de Marketing 

Siempre podemos ir cambiando aspectos de nuestra rutina para ser más sustentables con el medio ambiente.Y las posadas o fiestas decembrinas no deberían ser la excepción. 

Si te encanta la navidad tanto como a mí, pero sientes remordimiento por el exceso de basura o la contaminación que generas, ¡tranquil@! y toma nota de estas 6 recomendaciones fáciles de realizar para poder disfrutar de esta temporada sin dejar de cuidar el medio ambiente.

1. Deja a un lado la pirotecnia.

Sí, los fuegos artificiales pueden ser un buen espectáculo y sinónimo de fiesta y alegría, pero considera que además de contaminar el aire y el agua, también pueden ser perjudiciales para adultos mayores, niños pequeños, personas con enfermedades respiratorias y mascotas. 

Existen diversas alternativas igual de divertidas y más amigables con el planeta. Organiza juegos con luces led o de colores en un cuarto oscuro. Puedes realizar concursos de baile o de sombreros locos o tener una noche de películas navideñas. 

2. Envuelve tus regalos con material reciclado.

La mayoría de la basura que generamos en estas fechas son precisamente las envolturas de regalos. Será mejor utilizar periódico, revistas viejas, cajas de cartón, papel reciclado, tela, envolturas o bolsas de regalos anteriores. ¡Usa tu creatividad! Si te inquieta cómo lucirá el regalo, ¡no te preocupes! Hay muchas maneras de hacerlo ver estético y presentable, en internet puedes encontrar buenas ideas.

3. Cuantifica las cantidades de comida.

Calcula bien los alimentos, bebidas y postres que se van a consumir en tus celebraciones. Sé consciente de comprar y cocinar la comida necesaria para que nada se desperdicie. 

La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) calcula que el desperdicio de comida es responsable del 8 % de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. 

4. Evita los plásticos de un solo uso. 

Piensa en el uso que vas a realizar de productos desechables y busca alternativas. Por ejemplo platos, vasos, cubiertos y popotes se pueden sustituir por platos y vasos de materiales lavables y reutilizables, si es posible usa servilletas y manteles de tela. Cubiertos y popotes de metal o bambú serán una excelente opción. 

Convierte la hora de lavarlos en una actividad en la que todos ayuden, pon música o cuenten anécdotas.  Les quitará un poco de tiempo, pero el medio ambiente y las futuras generaciones lo agradecerán.

5. Consume productos locales.

Además de ser una de las mejores maneras para cuidar nuestro planeta, comprar productos hechos cerca de casa, ayuda a la economía barrial, al crecimiento de pequeños productores y al consumo de productos de temporada. Comprar en mercaditos locales es más económico y tiene la gran ventaja de adquirir los productos a granel. Recuerda siempre llevar refractarios, bolsas reusables o de tela. 

6. Separa correctamente la basura y llévala a reciclar.

Separa correctamente tus residuos. Asigna un bote para cada grupo de basura: orgánica, inorgánica y sanitaria. Lleva la basura reciclable a los acopios para que se encarguen de ella. 

Y si compraste un árbol de Navidad natural, ¡no lo tires! seguro en tu ciudad podrás encontrar centros de acopio que recogen los árboles para transformarlos en composta.

Recuerda que lo más importante de estas fechas es disfrutar en familia, pero si podemos aportar con estas pequeñas grandes acciones el cuidado del medio ambiente ¡qué mejor!

¿Qué te han parecido estas ideas? ¿Cómo ayudas a cuidar al planeta en las fiestas decembrinas? Cuéntanos en la sección de comentarios. 

En Campus Móvil desarrollamos herramientas escolares que facilitan la gestión, administración y comunicación de escuelas en México y Estados Unidos. Para conocer más acerca de ellas, da click en el botón y solicita una demostración virtual. 

Share This